FAMOSOS POR UN DÍA: el reparto de la trilogía original de “Star Wars”

“Star Wars” es una de las sagas más famosas de la historia del cine (refiriéndome exclusivamente en este artículo a los tres primeros films), pero… ¿qué ocurrió con sus actores? Exceptuando a Harrison Ford, quien sí supo sacarle provecho al éxito de la saga galáctica, el resto de actores, por unas causas u otras, no volvieron a conocer el estrellato. Esto hace que sean idóneos para protagonizar la segunda entrega de “famosos por un día”:

¿Mark Hamill o Luke Skywalker?

Mark Hamill en plena juventud

Mark Hamill, nacido el 25 de septiembre de 1951 en Concord, California (USA), tuvo que mudarse frecuentemente de domicilio durante su infancia debido al trabajo de su padre, capitán de la marina estadounidense. Así, California, Virginia, Nueva York y Japón vieron crecer a este americano que con el paso de los años se convertiría en Luke Skywalker.

Tras estudiar interpretación en la Universidad de los Ángeles comenzó a aparecer en series televisivas, siendo la primera de todas ellas “El show de Bill Cosby” (1970). Continuó apareciendo en otras muchas como “Cannon” (1971), “El FBI” (1972) o “General Hospital” (1972-73), consiguiendo aparecer en esta última durante toda una temporada. En 1973 realizó una audición para poder participar en el film de George Lucas “American Graffiti” (el cual sería una de las sensaciones del año). No lo cogieron, pero Lucas se volvería a fijar en él en 1977 para su superproducción “Star Wars” tras toda una década participando fugazmente en productos para la pequeña pantalla (como “Las calles de San Francisco” junto a Michael Douglas). En los tres primeros films de la saga (“La guerra de las galaxias”, “El imperio contraataca” y “El retorno del Jedi”) interpretó a Luke Skywalker, el papel que le marcaría de por vida.

Hamill caracterizado como Luke Skywalker

A parte de esta famosa saga, su carrera no volvió a conocer éxito alguno. De hecho, hasta sufrió un grave accidente de moto que le desfiguró parcialmente el rostro: tuvieron que reconstruirle la nariz tras salirse con su BMW de la autopista (de hecho, las malas lenguas dicen que la escena del ataque del Wampa en “El imperio contraataca” se rodó para justificar las cicatrices de Hamill). Para reponerse de su accidente, Mark tuvo que someterse a operaciones dentales. Sin embargo, no todo iba a ser mala suerte: gracias a las mismas conoció a Marilou York, su higienista dental y futura mujer (se casaron en 1978).

“Correrías de verano” (1978), una comedia dirigida por Matthew Robbins, “Uno rojo división de choque” (1980), el film bélico de Samuel Fuller por excelencia, protagonizado por Lee Marvin y Robert Carradine, o “Britannia Hospital” (1982), cinta de Lindsay Anderson protagonizada por Malcolm McDowell (curiosamente el primero de la lista de “famosos por un día”) son algunas de las películas que Mark Hamill rodó en su “época de esplendor”.

Un Hamill muy desmejorado en la actualidad

Tras un período retirado de la gran pantalla, regresó en los 80’s con “Slipstream: la furia del viento” (1989), un film totalmente fallido de ciencia-ficción. La mayoría de sus proyectos posteriores salieron directamente a la venta en los videoclubes. Sin embargo, Hamill logró cierto éxito (algo que los espectadores españoles no hemos podido contemplar) interpretando musicales en Broadway (como “El hombre elefante” o “Amadeus”) y en su faceta de doblador (puso voz al Joker en la versión animada de “Batman”). Eso sí, para número musical el que interpreta en un capítulo de “Los Simpson” en el que parodian su figura (y en sale caracterizado como Luke). Su última intervención “con cierto renombre” fue su cameo en la cinta “Jay y Bob el silencioso contraatacan” (2001), conque ya os podéis figurar el estado de su carrera actual.

Por todo lo dicho, Mark Hamill constituye un nuevo ejemplo de “gloria efímera” que será recordado por el público, pero sólo por un papel: su Luke Skywalker en los tres primeros films de la saga “Star Wars”.

Carrie Fisher, la eterna “princesa Leia”

Carrie Fisher en “El retorno del Jedi”

Carrie Fisher, la futura “Princesa Leia”, nació el 21 de octubre de 1956 en Los Angeles, USA. Hija de artistas (sus padres son el cantante Eddie Fisher y la actriz Debbie Reynolds, conocida por películas como “Cantando bajo la lluvia”), Carrie no tuvo una infancia que podamos calificar de ejemplar: su padre Eddie abandonó la familia cuando Carrie contaba sólo con tres años de edad y su hermano Todd sólo con uno para casarse con Elizabeth Taylor. Posteriormente, Debbie Reynolds se casaría con Harry Karl, un hombre 25 años mayor que ella que acabó emborrachándose y apostando con el dinero de la familia y trayendo prostitutas a casa. Nueva decepción. Una vez superados los “problemas” de la infancia, Carrie, como no podía ser de otra manera, comenzó a interesarse por la actuación, apareciendo junto a su madre Debbie en diversos espectáculos. De hecho, hasta viajó una temporada a Londres para tomar clases de interpretación (concretamente en el London’s Central School of Speech and Drama). En 1975 debutó en la gran pantalla con el film “Shampoo”, protagonizado por estrellas de la talla de Warren Beatty, Julie Christie y Goldie Hawn. Su siguiente film, en 1977, sería ya “La guerra de las galaxias”. Con sólo 21 años, conoció el éxito de forma repentina, siendo invitada a participar en el afamado programa de la TV USA “Saturday Night Live”, donde conoció a su futuro marido, Paul Simon (el famoso integrante del grupo Simon & Garfunkel), y también a otros artistas como John Belushi. Sin embargo, estas compañías no le hicieron mucho bien, ya que por culpa de las mismas comenzaron sus problemas de adicción a las drogas. Cuando rodó la cinta “The blues brothers: granujas a todo ritmo” (1980) no hacía más que drogarse con Belushi, algo que le pasó factura a la hora de rodar la última entrega de “Star Wars”, en la que apenas podía memorizar las frases del guión. Tras rodar las tres primeras películas de “la guerra de las galaxias”, Carrie sufrió serias depresiones debido a su divorcio de Paul Simon, el consumo de drogas, diversos enfrentamientos familiares y la caída de su popularidad (su único film potable de esta etapa fue “Hannah y sus hermanas”). Todo ello hizo que en 1985 sufriera una sobredosis, siendo internada en un centro de rehabilitación de inmediato.

Carrie Fisher en la actualidad

Mientras se recuperaba, Carrie decidió escribir un libro, “Postales desde el filo”, en el que narra de forma autobiográfica la historia de una actriz que lucha contra las drogas a la vez que intenta continuar con su carrera. La novela conoció un gran éxito, siendo llevada al cine por Mike Nichols en 1989 con Meryl Streep y Shirley MacLaine en los papeles protagonistas. Viendo que su faceta como escritora no se le daba nada mal, volvió a escribir una novela en 1990, “Surrender the Pink”, en la que narraba su historia con Paul Simon. A principios de los 90’s, Carrie contrajo matrimonio con Bryan Lourd, padre de su hija Catherine. Sin embargo, el romance solo duró dos años, ya que Lourd abandonó a Carrie para irse a vivir con un hombre.

Tras cicatrizar todas las heridas abiertas, Carrie continuó escribiendo (en 1993 publicó “Desilusions of Grandma”) a la par que seguía apareciendo en cine con cintas como “Austin Powers” (su primer film en cinco años) o “Scream 3”.

David Prowse, un Darth Vader sin voz ni rostro

Prowse, el Darth Vader inglés

Aunque fue James Earl Jones quien pasase a la historia como la “voz” de Darth Vader (doblándole en España Constantino Romero), David Prowse, nacido en Bristol el 1 de julio de 1935, es quien de verdad se enfundó el traje de Vader. De hecho, el propio Prowse no fue informado de que su voz iba a ser doblada hasta el mismo momento del estreno del film (decisión acertada por otra parte, ya que a David Prowse se le conocía en el rodaje por el nombre de “Darth Farmer”, debido a su acento poco intimidante de granjero inglés). Para más inri, la escena en la que Vader muestra por fin su rostro al final de “El retorno del Jedi” no fue interpretada por Prowse, sino por Sebastian Shaw.

Lo más curioso del caso de Prowse es que, mientras que otros actores de la cinta siguieron trabajando a pesar de no intervenir en productos de calidad, David no volvió a aparecer en ningún film más desde la tercera entrega “galáctica”, aparte de dos cintas bastante recientes y totalmente intrascendentes (“The kindness of strangers” en el 2010 y “Open Mic’rs” en el 2006).

Sin embargo, Prowse sí que había desarrollado una carrera de cierta relevancia hasta la llegada de “Star Wars”: debutó en la gran pantalla en la parodia de James Bond “Casino Royale” tras haber intervenido en las series “El Santo” o “Doctor Who”. Continuó su carrera con títulos como “Horror de Frankenstein” (1970) o “La naranja mecánica” (1971), el mítico film de Stanley Kubrick. Eso sí, la saga de George Lucas fue su tumba cinematográficamente hablando, aunque aún sería recompensado con la Orden del Imperio Británico en el año 2000 por su esfuerzo cívico (en el Reino Unido es muy conocido por su papel en la campaña educativa “El hombre verde”).

Peter Mayhwe, el gigante que dio vida a Chewbacca

El estrafalario Mayhew junto al papel de su vida

El nombre de Peter Mayhew (19 de mayo de 1944, Londres) seguramente dirá poco a una gran parte de los amantes del cine, pero este inglés de dos metros y 22 centímetros hizo de Chewbacca en la saga de George Lucas. De hecho, el que Mayhew acabase en el mundillo del séptimo arte fue una coincidencia total, ya que en 1976 trabaja como asistente en el Hospital King’s College de Londres cuando el productor de cine Charles Schneer lo llamó para actuar en la cinta de Ray Harryhausen “Simbad y el ojo del tigre”. Un año después ya estaba interpretando a Chewbacca en “Star Wars”. Su carrera termina aquí, pero supo sacar provecho de las ganancias recibidas para poner en marcha varios proyectos, como una compañía de cabeceros de cama.

Kenny Baker, el hombre de poco más de un metro que hizo de R2D2

Baker, el famoso R2D2

Si Mayhew fue un gigante, ahora pasamos a hablar de Kenny Baker (24 de agosto de 1934, Birmingham), un actor que apenas llega al metro y diez centímetros de altura. Su papel en la saga no podía ser otro que el del robot R2D2. Eso sí, a diferencia de los anteriores su carrera no se quedó anclada en la saga galáctica, si no que intervino en otros films conocidos como “Flash Gordon” (1980), “El hombre elefante” (1980), “Vestida para matar” (1980), “Los héroes del tiempo” (1981), “Amadeus” (1984), “Mona Lisa” (1986) o “Dentro del laberinto” (1986). Además, Baker fue de los pocos actores que han aparecido tanto en la antigua trilogía como en la nueva, siendo rescatado por Lucas para seguir interpretando al famoso R2D2 en pleno siglo XXI.

Anthony Daniels, la pareja de baile de Baker

Daniels y “su C-3PO”

Por último, cabe reseñar la carrera de Anthony Daniels (21 de febrero de 1946, Salisbury, Inglaterra), quien formó junto al mencionado Baker una de las parejas más famosas del cine. Sí, Daniels fue el intérprete que se metió en el cuerpo de C-3PO. De formación shakesperiana, Daniels no había debutado en la pantalla grande hasta que Lucas le ofreció participar en “Star Wars”. Aunque su carrera cinematográfica no fuese más allá de la saga (sus otros proyectos “reseñables” son ponerle la voz a Legolas en la versión animada de “El señor de los anillos” o protagonizar la película de terror “Yo compré una moto vampiro”), Daniels puede enorgullecerse de que, junto a Mayhew y Baker, es el único actor en participar en todas las películas de la saga galáctica.

Con este reportaje he prentendido arrojar luz sobre el devenir de las carreras de los principales estandartes de los primeros “Star Wars”. Una vida en la que han llegado a conocer el éxito… pero sólo por una saga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s