SINGIN’ IN THE RAIN: “Gabriel’s oboe” (La misión, 1986)

Jeremy Irons en acción

Que Ennio Morricone es uno de los grandes compositores de la historia del cine es algo que debería estar fuera de toda duda. A pesar de que cuenta con excelentes trabajos (“Érase una vez en América”, “El bueno, el feo y el malo”…) su partitura para “La misión” es considerada como su gran obra maestra. La cinta, ganadora de la Palma de Oro en el festival de Cannes y nominada a 7 premiso Óscar (sólo ganó el de mejor fotografía) cuenta la historia de una misión religiosa situada cerca de las cataratas de Iguazú. Los jesuitas que conducen dicha misión, entre los que se encuentran el padre Gabriel (Jeremy Irons) y el antiguo esclavista Rodrigo Mendoza (Robert De Niro), intentarán evitar que el traspaso de manos españolas a portuguesas de las tierras donde ésta se sitúa  afecte a la independencia de los nativos.

La película se abre con una escena espectacular: un misionero crucifijado es arrojado por las cataratas de Iguazú. El intento de evangelizar a los guaraníes de la zona se torna complicado. Sin embargo, el padre Gabriel, tras escalar la cascada, consigue, en otra secuencia memorable, doblegar la ira de los nativos gracias a la melodía que toca con su oboe (quizá el tema musical más recordado del film). A pesar de que las escenas nombradas poseen una gran fuerza y perfectamente podrían figurar en la sección “Mis escenas”, la banda sonora que las acompaña es tan poderosa que finalmente me he decantado por incluirlas en este apartado. Eso sí, que la película ganadora del Óscar a la mejor música en 1986 fuera “Alrededor de la medianoche” y que Morricone no se hiciera con una estatuilla hasta el 2007 (que encima fue honorífica) es un despropósito difícil de explicar. Dado que la calidad del trabajo en esta cinta del compositor italiano es tan grande, he decidido incluir, y sin que sirva de precedente, varios fragmentos musicales. Que los difrutéis:

Tras escalar las cataratas de Iguazú dispuesto a evangelizar a los guaraníes del lugar, el jesuita Gabriel, a sabiendas de que el anterior cura que había intentado semejante empresa había sido arrojado por las cascadas atado a una cruz, se arma de valor y con un oboe y una melodía se gana a los nativos. Es el inicio de la misión de San Carlos.

En el vídeo anterior se puede escuchar el mismo tema (Gabriel’s oboe), en este caso interpretado en Venecia bajo la dirección de Ennio Morricone.

El antiguo esclavista Rodrigo de Mendoza se embarca en una viaje expiatoria junto al jesuita Gabriel. Dejando atrás sus antiguas fechorías (llega incluso a matar a su hermano), escalará las cataratas de Iguazú con el fin de unirse a la misión de San Carlos. En la escena anterior se escucha el tema recogido en los otros dos vídeos con ciertas variaciones.

Para mi, una de las tres mejores bandas sonoras de la historia sin duda alguna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s