BIOPICS DE CINE: 2) GANDHI

2) GANDHI: MOHANDAS KARAMCHAND GANDHI

¿Quién es Ben Kingsley y quién es Gandhi?

Para continuar con el reportaje sobre los “biopics” de cine, he decidido hablar en esta ocasión de la memorable caracterización de Ben Kingsley como Mahatma Gandhi. Dejando a un lado que el parecido es increíble, la forma de actuar de Kingsley consigue que, durante unas horas, creamos que es el verdadero Gandhi el que está en pantalla.

La cinta se abre con su asesinato a manos de un extremista hindú, Godse, en Nueva Delhi (1948). Después, el film retrocede en el tiempo para narrarnos las vicisitudes que Gandhi tuvo que atravesar desde que ejercía como abogado en Sudáfrica hasta que se erigió como el principal símbolo en la lucha pacífica por la liberación de la India.

Richard Attenborough, director de la película, soñaba con el proyecto desde hacía varias décadas hasta que a principios de los 80 se puso finalmente en marcha. El que el protagonista fuera Ben Kingsley fue totalmente accidental. Alec Guinness era para el realizador la primera opción, pero los productores preferían a Robert De Niro o Dustin Hoffman (me hubiera gustado ver el resulrado final, la verdad). Otros candidatos fueron Anthony Hopkins, John Hurt, Albert Finney, Tom Courtenay, Dick Bogarde y hasta Richard Burton. Finalmente fue Kingsley (cuyo verdadero nombre es Krishna Bhanji, de origen hindú) quien consiguió el papel, aunque a punto estuvo de ser rechazado.

Aunque el padre de Kingsley, Rahimtalla, quería que fuera médico, a los 19 años ya estaba en el Teatro de Stratford. Su primer trabajo fue de narrador en la obra “A smashing Day”, producida por Brian Epstein, quien al poco tiempo se suicidó. De hecho, Ben había escrito también la música para esa producción y cantaba acompañándose con la guitarra. Lo debía de hacer tan bien que John Lennon y Ringo Starr, que durante una actuación estaban entre bastidores, le dieron la enhorabuena y le dijeron que se dedicara al mundo de la canción.

Ben Kingsley

Tras decidir que se dedicaría a la actuación, Kingsley intentó ir haciéndose un nombre sobre las tablas. Cuando Attenborough convocó una prueba para elegir al actor protagonista de Gandhi, Kingsley consideró que podría ser una buena oportunidad para dar el salto a la gran pantalla…. pero no pasó la prueba. Otro día, Attenborough y sus ayudantes fueron a ver “El sueño de una noche de verano” de Shakespeare en un teatro londinense, siendo uno de los actores principales Ben Kingsley. Nueva oportunidad. A pesar de verle grandes dotes interpretativas, Attenborough sabía que era un perfecto desconocido y que el ser un buen actor en el teatro clásico no era sinónimo de triunfar en la gran pantalla. Sin embargo, el poseer la misma altura que Gandhi (1,73), el pelo moreno con grandes entradas y los ojos oscuros (amén de su capacidad interpretativa) hizo que Attenborough, dejando atrás las dudas iniciales, le diera el papel a Kingsley. En seguida comenzó a prepararse para el rol: comenzó a hablar bastante indio (Kingsley es descendiente de indios y su padre, a pesar de haber nacido en Kenia, controlaba el idioma y le enseñó un vocabulario básico), reunió bastantes fotografías de Mahatma y las pegó en su apartamento, se puso a dieta de carbohidratos (adelgazó 15 kilos) y frecuentaba casas de amigos indios que le mostraban documentales de Gandhi. También conocía varías biografías de él, por supuesto.

Su encarnación de Gandhi fue tan espectacular que Kingsley ganó un Oscar por su gran trabajo. Aunque muchos profetizaron que, dejando a un lado su gran interpretación en el film, no llegaría a nada en el mundo del cine, Kingsley ha demostrado que sus detractores se equivocaban: ha trabajado con Spielberg (“La lista de Schindler”), Scorsese (“Shutter Island”, “La invención de Hugo”), ha vuelto a ser nominado por “Bugsy”, “Sexy Beast” y “Casa de arena y niebla”… Eso sí, a ver quién es capaz de encontrar el parecido que el hombre de la primera foto (tras descubrir quién es Gandhi y quién es Kingsley) posee con el de la siguiente imagen:

Ben Kingsley en una de sus últimas películas: "Hugo"

A propósito, la película entró en el libro Guinness de los récords al reunir en una escena al mayor número de extras de la historia del cine: 300.000 personas se reunieron para grabar el funeral de Gandhi. Ahí es nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s